SD Snatcher Save Game Editor 1.0.1

por snout en 12-11-2011, 14:51 translated by Ivan
Tema: Software
Idiomas:

Fuente: Foros MSX

La nueva traducción de SD Snatcher ha inspirado a d-fader para que crease un editor que permite añadir rápida y fácilmente dinero, armas, municiones y medicinas a tu inventario. Además te permite establecer el nivel, fuerza, defensa y velocidad. De esta forma cuando esté disponible la nueva traducción no tendrás que batallar mucho para avanzar por el juego.

Enlace relacionado: SD Snatcher Save Game Editor 1.0.1

Comentarios (3)

Por mesiasmsx

Prophet (3318)

Imagen del mesiasmsx

14-11-2011, 07:56

Tampoco es tan dificil, para mi ya desvirtua el juego. Pero puede ser una buena soluccion para los que no tengan tiempo de gozar del juego.

Por Ivan

Ascended (9295)

Imagen del Ivan

15-11-2011, 19:52

El único "pero" que le veo a SD Snatcher es que se pierde mucho tiempo batallando con todo tipo de criaturas cibernéticas que ralentizan un poco el desarrollo del juego. En la otra gran obra maestra de Konami (Metal Gear 2) eso no pasa.

Por guantxip

Paragon (1600)

Imagen del guantxip

20-11-2011, 13:31

Eso es típico de los RPG's en mayor o menor grado para conseguir experiencia. Los hay horrorosos como Final Fantasy que no das dos pasos y ya te han enganchado. Esto pasa sobretodo en los rpgs de lucha por menús. En otros es más agradable cuando es Action-rpg, al estilo Ys, Zelda, Secret of Mana ...

En el fondo son matemáticas con gráficos añadidos, si quieres avanzar y pasar un jefe con Vitalidad X no tienes más cojones que haber eliminado a millones de enemigos para tener el nivel necesario para pasar.

¿Os imagináis el Sd Snatcher matando bichos cibernéticos por contacto como el Ys2? Yo creo que Kojima se inspiró en el éxito del videojuego de Falcom y lo adapató a su estilo mirando qué otro tipo de juegos funcionaban en el mercado, como los Final Fantasy. Lo bueno es que a diferencia del Dragon Slayer 6 los enemigos se pueden mover, se chivan, etc ... La variedad en el armamento es una auténtica pasada.